discount for cialis site cialis discounts" /> Excelenciencia
Excelenciencia

Ejercicios de innovación

Cristina Jiménez

INNOVACIÓN     |    TRANSFERENCIA    |    20/03/2014

El fomento de la innovación no es un ejercicio trivial. Además de recursos económicos, requiere un marco que dé apoyo a políticas y estructuras de estímulo y un adiestramiento adecuado para sacar los mejores frutos. La Fundación VHIR, en colaboración con empresas del sector médico-tecnológico, ha lanzado su particular apuesta en esta dirección.

discount for cialis site cialis discounts

where buy viagra online http://viagraforsaleuk1.com how to buy viagra online without

De poco sirve una innovación, sea esta del tipo que sea, si no logra alcanzar el mundo exterior. Es decir, si no logra interesar a una empresa, al mercado o a una parte significativa del público al que se dirige. Para lograrlo, además de un marco y los recursos adecuados, precisa instrumentos que ayuden a materializar una idea y transformarla en un producto o servicio de interés.

Existen múltiples formas para ello y también múltiples casos de éxito. Desde las oficinas institucionales de innovación y transferencia, hasta organizaciones exclusivamente  pensadas para ayudar a efectuar el salto desde los ámbitos académicos –donde generalmente nacen las ideas– hasta los empresariales.

El déficit que acumula Europa, y España en particular, en todo cuanto se refiere a transferencia e innovación, sobre todo si se compara con Estados Unidos, Japón y parte de las economías emergentes, lleva a que se miren con interés iniciativas tal vez no innovadoras pero sí poco frecuentes en nuestro entorno. Este es el caso del concurso de innovación convocado por la Fundación VHIR con el apoyo de empresas significativas del sector médico-tecnológico. Entre otras, la farmacéutica Roche o la biotecnológica Trifermed.


En el escaparate

¿Qué valor añadido aporta un concurso al proceso de innovación? En opinión de Raquel Egea, responsable de la Unidad de Transferencia e Innovación del Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR), además de dar a conocer iniciativas innovadoras «al exterior», en referencia al mundo empresarial, dar la posibilidad de «profesionalizar los proyectos finalistas» con la vista puesta en el mercado. Esto es, ni más ni menos que 10 proyectos finalistas del Hospital Vall d’Hebron (HUVH) y otros 8 de enfermería, de un total de 48 proyectos presentados.

El punto fuerte es la capacidad para transformar una idea en un producto de interés para el mercado.
Los proyectos seleccionados recibieron coaching especializado para la elaboración de una memoria técnica que guía el proceso de transformación de una idea a producto o servicio. «Con el concurso –dice Egea- se han puesto proyectos en el escaparate y se han formulado adecuadamente aquellos que tienen interés comercial.»

Rafael Simó y Montserrat Llinàs, ganadores en esta primera edición del concurso, coinciden. «El coaching empresarial motivó muchísimo al equipo», señala Simó, jefe de Endocrinología del HUVH del Grupo de Diabetes y Metabolismo del VHIR. Su proyecto consiste en el desarrollo de colirios para el tratamiento de la retinopatía diabética. Esta complicación de la diabetes no tiene cura conocida, por lo que los tratamientos son preventivos o paliativos. Fruto de la práctica diaria se ha visto que esta afección no es de origen vascular sino degenerativo, por lo que el colirio desarrollado tiene agentes neuroprotectores.

Por su parte, Montserrat Llinàs, coordinadora del grupo acreedor del primer premio destinado a enfermería, lo que más destaca del concurso es su capacidad para transformar una idea en un producto de interés para el mercado. Actualmente ya existe un prototipo de lavados vesicales automatizados, dice, y se ha planteado con éxito su viabilidad económica.


Cultura de innovación

Más allá del premio, el concurso, que tendrá carácter bianual, tiene como objetivo consolidar la cultura de la innovación en los colectivos asistencial e investigador que trabajan en el complejo universitario del Valle d’Hebron. Huelga decir que cuanto mayor reconocimiento tenga el concurso, mayor predisposición a participar van a tener médicos, personal de enfermería o investigadores.

Raquel Egea entiende que el concurso «quiere promover un cambio cultural para aportar valor añadido a la I+D+i» que se realiza a diario en el hospital y en las áreas de investigación. Del mismo modo, supone «una oportunidad» para la incorporación de profesionales especializados en áreas de transferencia.

En España aún hay poca tradición de valorización del conocimiento y su transferencia real al sector productivo.
Al respecto, Llinàs recuerda que «en el colectivo de enfermería la innovación no está muy arraigada», aunque se trata de un sector cada vez más tecnificado. «[La innovación] siempre nos ha venido desde fuera.» Llinàs lamenta la falta de formación en este ámbito y su importancia para garantizar la sostenibilidad del sistema. «El beneficio que puede generarse a partir de una innovación es siempre mayor que sus costes asociados», proclama, «y ahora tenemos el conocimiento y hemos visto la necesidad. El concurso ayuda a cambiar la concepción, es esencial que el colectivo de enfermería se forme en innovación. El beneficio que puedes crear a partir de una innovación es más que lo que puede costar: ayuda a la sostenibilidad del sistema. Detrás de cada proyecto de innovación hay mucha pasión.»



Principio de sostenibilidad

La apuesta por la innovación en centros del tamaño y masa crítica como el complejo Vall d’Hebron, en el que cabe sumar a los profesionales del área asistencial, esto es, médicos y enfermería, e investigadores, tiene, entre otros muchos objetivos, proporcionar nuevas vías de financiación. Para el propio centro, como es natural, pero también para el sistema.

La misma lectura debería hacerse para universidades y centros de investigación. No obstante, existe poca tradición en España tanto en lo que respecta a valorización del conocimiento como a su transferencia real al sector productivo. Hoy por hoy son pocas las patentes que se publican en España, y poco también el impacto de la innovación local sobre el sistema. Ambos factores lastran su crecimiento.





Cristina Jiménez

Periodista

online catch a cheat wifes cheat
sumatriptan succinate sumatriptan succinate sumatriptan succinate
discount for cialis generic cialis prices cialis discounts

Excelencia Severo Ochoa

Logos colaboradores julio 2014

Grupo XLC In